Saltar al contenido 

Un macho alfa no da lástima: la historia inspiradora de AT3

En este video tendremos la oportunidad de apreciar un ejemplo de voluntad, constancia y dedicación, que nos recuerda que para poder superar los obstáculos de la vida solo se necesita saber cómo usar lo que nos ha dado la vida y aprovecharlo en lugar de dar lástima y sentirnos mal por nuestra condición, cualquiera que sea esta.

La batalla por convertirse en un guerrero

Si eres un aficionado a la televisión de competencia, entonces seguramente habrás escuchado hablar de American Ninja Warrior, incluso es bastante probable que seas parte de su fiel fanaticada.

A lo largo de 11 temporadas, el show de realidad ha atrapado a personas alrededor del mundo, gracias a la sublime mezcla que han logrado elaborar entre el equilibrio, fuerza física, agarre firme, enfoque mental agudo e historias cautivadoras en cada uno de sus participantes, que también han conseguido construir una legión de fans considerable.

American Ninja Warrior exige mucho, incluso para los estándares de los mejores atletas del mundo. Pero esto no intimidó a Artis Thompson III, a quien se le refiere cariñosamente dentro de la comunidad de seguidores del programa como “AT3”.

Una historia de superación

Thompson sufrió un accidente mientras conducía su motocicleta, el cual fue lo suficientemente grave como para que su pierna tuviera que ser amputada. Gracias a los avances tecnológicos y médicos, ahora cuenta con una pierna prostética que lo ayuda a realizar sus tareas diarias.

Muchas personas cuentan con una historia similar a la de Thompson, pero él decidió llevar su experiencia un paso más allá, retando sus límites y no dejando que un desafortunado evento definiera qué puede o no puede hacer.

Esto no quiere decir que la carrera sea igual para él. Si ya es complicada para una persona que cuenta con todas sus capacidades físicas en el mejor nivel posible, es todavía más demandante para una persona que no puede sentir con ambos pies el suelo que está pisando, corregir su aterrizaje en la pista o aferrarse a ciertos espacios inclinados.

Esto se pudo evidenciar cuando compitió por primera vez en el programa en el año 2015, cayendo apenas en el tercer obstáculo de la carrera (el infame puente rodante, que consiste en un puente inestable conformado por varias piezas cilíndricas que no se encuentran fijas) en la ciudad de Houston, Texas.

Sin embargo, dejó una buena impresión entre los seguidores del show, haciendo que fuera uno de los favoritos cuando regresó en el año 2016 en la ciudad de Oklahoma.

Ver vídeo de AT3

Se deben aprovechar las segundas oportunidades

Nuevamente tuvo que enfrentarse al puente rodante en el tercer obstáculo, y perdió el equilibrio al aproximarse al segundo tronco, haciendo que cayera inevitablemente. En ese punto parecía que la historia iba a repetirse nuevamente, pero con toda la fuerza y valentía en su interior pudo conseguir pasar de tronco en tronco hasta llegar al final del obstáculo.

La manera en la que cruzó el puente no fue la más convencional, pero su demostración de atletismo, capacidad física, y determinación para superarse a sí mismo fue notable, haciendo que tanto los narradores como el público estallaran en vítores.

Lamentablemente, el siguiente obstáculo simbolizó el fin de la carrera para él, pero de igual manera su participación fue considerada como la carrera de la noche, y sin lugar a dudas dejó una huella duradera en la historia de Guerrero Ninja Americano.

No importa si eres hombre o mujer, el mensaje que permanece es que “dar lástima” no es la solución a tus problemas. Hacerte cargo, creerte capaz y conseguir la manera de superar los obstáculos, sea en una carrera como esta o en tu propia vida, se como podrás salir adelante y llegar al éxito.

loading...