Puso una cámara oculta para espiar a su esposa… Lo que vio destruyó su matrimonio

Un sujeto nunca imagino ni en sus sueños mas remotos con quien su esposa le era infiel, por más de investigar a sus amigos de su barrio, de trabajo e incluso a los de ella no encontraba al amante de su mujer por ello decidió colocar una cámara oculta en cada rincón de la casa y dio en el clavo.

El hombre como siempre se fue a trabajar por la mañana y despidió a su esposa con un beso diciéndole que llegaría muy tarde a la casa e incluso no lo espere a cenar pues su trabajo iba a ser muy opresor aquel día por lo que sería muy raro que no se vean hasta la hora de dormir.

Todo fue una trampa del marido para que su esposa tenga la plena seguridad de traer a su amante. El marido cuando llegó a la casa revisó las cintas de vídeo de forma rápida que pueda encontrar el momento exacto en que entra el otro hombre pero lo único que vio pasar fue al plomero para arreglar el lavadero, por lo que no sospechó nada hasta que revisó la cámara de la cocina.

Grande fue su sorpresa al ver que él era el involucrado con su mujer pues la señora hacía todo tipo de movimientos para que el plomero se fije en ella mientras que trabaja. Le muestra hasta las prendas íntimas de manera descarada haciendo que este se encienda y lleguen al acto de infidelidad.

El marido pidió rápidamente el divorcio a la mujer que no entendía el por qué quería separarse de ella, pero cuando le enseñó el vídeo solo atinó a agachar la cabeza y firmar todo lo que el esposo le pida.

Comments

comments

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*