Saltar al contenido 

Cálculos Renales y Uretrales qué es, Causa, síntomas, tratamiento y prevención

El cálculo es una masa desarrollada por una sustancia cristalina que se encuentran ubicados en la orina. Estos mayormente se ubican en el riñón, aunque este tipo de cálculo no ocasiona síntomas intensos que sirva como un sistema de alerta ante esta situación. Los cálculos renales y uretrales se originan por diversas causas. Por tal motivo se tratan medicamente de diversas maneras.  Los cálculos suelen desarrollarse en una de cada diez personas. Sin embargo, son los hombres quienes los producen más que las  mujeres, desarrollándolo en mayor medida cuando se encuentran entre edades comprendidas de 30 a 60 años o más.

Las personas que presentan cálculos renales y uretrales, mayormente los expulsan por la orina, pero en ciertos casos este procedimiento no sucede en su totalidad, debido a que algunos se trancan en el uréter, bloqueando de este modo la vía por la que será expulsada la orina, también existe la posibilidad de que los mismos tengan un tamaño más grande del debido y no puedan pasar, si este procedimiento se origina, la persona empezara a experimentar síntomas como dolor o ardor. Esta problemática médica se considera una de las más dolorosas, cuando no es tratada a tiempo.

Los cálculos se pueden desarrollan en cualquier persona, desde un adolescente hasta una persona adulta. Sin embargo, todas las personas no presentan los mismos síntomas, existen personas que no presentan sensación de dolor, como hay otras cuyo dolor es demasiado fuerte. Esto también dependerá de donde esté ubicado el cálculo. De igual manera de su tamaño y forma, si presenta sensación de dolor e incomodidad para orinar lo más recomendable es que se dirija a un médico especialista que le ayude a detectar el tamaño del mismo para determinar que tipo de tratamiento debe llevar.

Causas de los cálculos renales y uretrales

Los cálculos renales y uretrales se pueden formar cuando existen un desequilibrio, en la forma en como el cuerpo trabaja o produce la orina. Esto quiere decir que se forman cuando las sales acidas de la orina se vuelven un cristal, si esto sucede existe la posibilidad de que al momento de una persona orinar, uno de los cálculos no pueda ser expulsado por la orina debido a que el mismo obstruya, sucediendo cuando el tamaño del cálculo es muy grande.

Síntomas de los cálculos renales y uretrales

Los síntomas que una persona presente dependerán de las características del cálculo, como el tamaño, la forma y ubicación. Normalmente el síntoma más común seria el dolor, aunque en ciertos casos el hombre ni siquiera presenta el mismo. Cuando el cálculo es grande y obstruye la vía de la orina a través de la uretra, el paciente presentara un dolor fuerte, el cual se conoce como cólico renal. Cuando el dolor es fuerte se sentirá en el costado y zona lumbar. Ahora cuando el dolor sea en el muslo o en la ingle, el cálculo se encontrara ubicado en el uréter.

El dolor que el hombre sentirá en esta situación, lo asimilan con el dolor que sienten las mujeres al momento de dar a luz. Aunque en el caso de los hombres, es provocado por el aumento de la presión en las vías urinarias (tracto) mientras el paciente presente cólico renal, el mismo presentara otros síntomas los cuales son:

  • El color de la orina cambiara de amarillo a un color rosado
  • Nauseas
  • fiebre y vómito

En el momento en el que el hombre tenga cólico renal,  deberá de dirigirse con un médico rápido, para que el mismo le ayude a aliviar el dolor rápidamente. También existe otro tipo de dolor denominado el sordo, esto debido a que el dolor actúa de manera recurrente en la parte del costado del paciente, cuando el mismo presenta este síntoma, el medico realizara una serie de exámenes para descartar que el dolor sea por otras enfermedades.  De igual manera existen los cálculos renales y uretrales que no provocan dolor alguno como ya antes se mencionó, a estos se le llaman cálculos asintomáticos.

Diagnóstico de los cálculos renales y uretrales

Principalmente el medico realizara una serie de preguntas acerca de los síntomas que el paciente presente y sus antecedentes médicos. Seguidamente realizara una prueba física y dependiendo de los resultados de la misma realizara una ecografía. La misma con el fin de observar los órganos internos, también se procede a practicar una radiografía del tracto urinario, la cual tiene como objetivo descartar toda duda que se pueda presentar y dar un diagnostico preciso.

La tomografía computarizada es un examen que permitirá mostrar el tamaño densidad y forma precisa del cálculo. Este se realizara luego de tener un diagnóstico preciso acerca de lo que presenta el paciente. Si se trata de cálculos renales y uretrales, este examen es el más indicado. Cuando el hombre presenta cólico renal, se realiza un análisis de sangre con el objetivo de descartar infección. En el caso de que exista la posibilidad del que paciente pueda desarrollar más cálculos, se le realizara una prueba llamada evaluación metabólica.

Tratamiento para los cálculos renales y uretrales

No todos los cálculos serán tratados con tratamientos médicos, solo se le administrara tratamiento si los mismos provocan dolor y no puedan ser eliminado de forma natural, si el paciente presenta cálculos renales y uretrales, que no provocan molestia alguna. No será necesario empezar un tratamiento, el medico por lo general le indicara que días deberá dirigirse a su consultorio para realizarle  algunas pruebas saber si ha expulsado los cálculos naturalmente o si los mismos han complicado más la situación, de ser así, si necesitara tratamiento.

Existen dos tipos de tratamiento para los cálculos los cuales son:

  • Tratamiento activo de los cálculos: para un médico decidir cuál es el tratamiento necesario para tratar cálculos renales y uretrales, dependerán de los síntomas que los mismos provoquen. También se debe tener en cuenta la ubicación del cálculo ya sea en el riñón o en el uréter, los tres exámenes más comunes que los médicos realizan son: Ureteroscopia, litotricia por ondas de choque y nefrolitotomia percutánea. Si el cálculo tiene un tamaño excesivo y no puede ser expulsado por la orina, el medico procederá a extraer el cálculo del uréter, es un procedimiento que también se realiza cuando los riñones ya no funcionan correctamente por el cálculo y los dolores aumentan mientras sigue tomándose el tratamiento.
  • Tratamiento conservador de los cálculos. Este caso los cálculos renales y uretrales, se suelen eliminar por medio de la orina, pero esto también dependerá del tamaño y ubicación del cálculo. Se debe tener en cuenta, de que si el cálculo se encuentra cerca de la vejiga puede ser expulsado por la orina, pero si este es demasiado grande la posibilidad de ser expulsado u eliminado disminuye. Existen dos tipos de tratamientos conservadores, la primera es una terapia médica expulsiva y la segunda es una disolución de cálculos de ácido úrico.

Tratamientos naturales de los cálculos renales y uretrales

  • La ortiga es una planta que se consume en té o en una infusión, la misma esta ayuda a expulsar los cálculos por la orina, cuando los mismos son pequeños.
  • El diente de león, ayuda a producir orina, en este caso si los cálculos tienen un buen tamaño para ser expulsado. El diente de león ayudara a que esto suceda con la producción de la orina.
  • El beber un litro de leche mezclado con un litro de vino también ayuda e eliminar los cálculos.
  • Las semillas de la patilla, son otro tratamiento natural que sirve para eliminar los cálculos renales y uretrales que se encuentren en los riñones, colocando a hervir las semillas. Luego dejarlas enfriar y beber, este procedimiento deberás realizarlo una vez por día hasta haber expulsado los cálculos.
loading...