Saltar al contenido 

Cáncer de riñón Qué es, Causa, síntomas, tratamiento y prevención

El cáncer de riñón da origen como tumor maligno el cual se puede identificar como una masa sólida que se encuentra sobre la corteza renal. La misma masa causa hemorragias en la zona en donde se encuentra, lo que puede llegar a ser potencialmente peligroso para el que la padece es que no puede llegar a ser detectado hasta que el mismo se encuentra en su última etapa, haciendo que la enfermedad tenga un índice de mortalidad muy alto debido a su difícil detección en etapa temprana. Los riñones tienen la función de drenar los desechos y líquidos del organismo, además de filtrar la sangre.

Si algo malo les pasa el organismo empieza a fallar de cierta manera. Los riñones transforman estos líquidos en orina y luego se envía a la vejiga para ser excretada posteriormente. El tumor es uno de los menos frecuentes, ya que se presentan al menos alrededor de 12 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, una probabilidad baja en comparación a otros tipo de cáncer. Sin embargo, es la tercera causa de muerte por motivo genitourinario. Estudios han identificado que este tipo de cáncer es más frecuente en los hombres y se presenta en la última etapa de la vida, o en concreto, hombres mayores de 60 años.

Cuando se detecta en fase temprana puede ocurrir mientras se hace una ecografía por problemas con la digestión, o bien alguna revisión exhaustiva requerida en los órganos por alguna razón alterna al cáncer. Los tumores que son menores a los 4 cm en este órgano suelen tener una cura casi asegurada. Mientras que aquellos que van más allá  de ello hay muy poca esperanza de vida.  Hay algunos tumores como el adenoma renal los cuales pueden diagnosticarse mediante una ecografía abdominal rutinaria, aún cuando está en etapa temprana. La mejor manera de eliminarlos es extirparlos para evitar su crecimiento, el cual puede obstruir los vasos renales.

Causa del Cáncer de riñón

Hay varios factores de riesgos que pueden interferir con el correcto funcionamiento renal y pueden provocar el cáncer. Sin embargo, no hay estudios concretos que indiquen que cualquiera de ellos puede causarlo de forma directa.

  1. Tabaco: las sustancias de este vicio pueden provocar anomalías en el riñón, provocando que de esta manera trabaje mal y ocasione la aparición de células cancerígenas.
  2. Obesidad: es una de las causas principales por la cual muchas personas tienen cáncer de riñón, los riesgos disminuyen progresivamente si consigues tener el peso ideal.
  3. Dieta: El consumo de grasas en exceso puede desarrollar células cancerígenas no sólo en el riñón, sino en otras partes del cuerpo también. Debe moderarse su consumo en la dieta.
  4. Alcohol: pasa lo mismo que el tabaco. Las sustancias del mismo pueden causar alteraciones.
  5. Enfermedades renales: estas pueden ocasionar un desarrollo de adenocarcinoma renal si dejan progresar enfermedades de este tipo. Los tratamientos con diálisis también son uno de los que contribuye a su aparición.
  6. Factores genéticos: el cáncer de riñón es uno de los más comunes cuando se refieren a transferencia genética. Es decir, es el tipo de cáncer con más probabilidad de ser heredado por un familiar seguido del de próstata.

Síntomas del cáncer de riñón

Mayoría de los tumores se pueden diagnosticar de manera accidental y de hecho muchos de ellos se logran tratar a tiempo gracias a esto. La tasa de supervivencia de un cáncer en temprana edad puede llegar a ser del 95%, porque se puede observar las anomalías en su etapa de crecimiento. Cuando el cáncer se logra desarrollar a una etapa madura, en general se presentan 3 síntomas.

  • Dolor en la zona lumbar de la espalda: provocado probablemente por el riñón el cual está siendo afectado.
  • Hematuria: sangre por la orina en algunas ocasiones o casi todo el tiempo, todo dependerá del nivel en el que se encuentre el tumor.
  • Masa abdominal justo en los flancos del abdomen pertenecientes al tumor desarrollado
  • Fiebre
  • Anemia
  • Dolor de estomago y acidez
  • Pérdida de peso
  • En algunos casos se presenta hipertensión, por la compresión de la glándula suprarrenal. También puede ocurrir la ginecomastia.
  • Metástasis en los huesos hígado y cerebro cuando se está en período avanzado. 

Diagnostico

El diagnostico del cáncer de riñón se puede dar a través de:

  1. Análisis de sangre: las alteraciones de los glóbulos rojos pueden ser una de las razones por la cual existe el tumor.
  2. Análisis de orina: se procede a realizar para detectar glóbulos rojos en la muestra. Con una citología de orina puede averiguarse si hay células cancerígenas en la orina.
  3. Ecografía abdominal: se distinguen quistes y masas solidas sospechosas. En esta instancia se aplica la técnica doppler para determinar la presencia de trombo posible en alguna artería de los riñones.
  4. TAC: esta prueba es el diagnostico más claro del cáncer de riñón, en ella se muestra una panorámica de la extensión del mismo y si ha podido afectar los ganglios que se encuentran próximos al mismo.
  5. Resonancia magnética abdominal: permite determinar el patrón sanguíneo del tumor. Algunos pacientes son alérgicos al diagnostico a través de TAC, por ello se someten a una resonancia.
  6. Punción-aspiración: una técnica que toma una pequeña masa renal para analizarla en laboratorios en búsqueda de células cancerígenas que hayan provocado un tumor.

Tratamiento

Cuando el tumor ha alcanzado ya un tamaño el cual se considera que es una de las etapas maduras, la única solución viable es la cirugía. En ella se extirpa riñón por completo, hay dos tipos de cirugía dependiendo de cuál es la etapa en la que se encuentre el cáncer de riñón.

  • Nefrectomía parcial: se extirpa sólo una parte del riñón afectado .se aplica cuando no el paciente no cuenta con otro riñón o simplemente el tumor tiene un tamaño muy pequeño.
  • Nefrectomía radical: el riñón afectado es extirpado por completo. En muchas ocasiones es necesario también extraer la glándula suprarrenal. Estos procedimientos se realizan mediante laparoscopia invasiva, la cual disminuye los efectos secundarios a largo plazo y el internamiento en el hospital o clínica.
  • Quimioterapia: es poco efectiva y no se considera como un tratamiento apropiado si el tumor sólo se encuentra en el riñón.

Tratamientos naturales de cáncer de riñón

  1. Diente de león: ideal para tratar los quistes, siendo una muy buena ayuda natural para el tratamiento de los cánceres a temprana edad. Tomar 50 gramos de la raíz seca y echarlas en agua, se pone a hervir en agua y luego se echa a lo que llaman cla de caballo. Sólo debe dejarse durante unos 5 minutos. Procedemos a pagarlo y servirlo, dejando que repose unos minutos. Beber caliente, lo suficiente como para no quemarse.
  2. Arándanos: Los arándanos son especiales para las enfermedades de riñón. Combaten las células cancerígenas y son capaces de eliminar quistes. Con 150 gramos al día será suficiente para obtener buenos resultados
  3. Perejil: Excelente para tratar los quistes y otras enfermedades degenerativas del riñón. Tome 3 tazas al día, dos durante la mañana y luego otra en la noche.
  4. Ortiga: contiene clorofila y es ideal para aumentar la salud de los riñones. También tiene la capacidad de eliminar quistes hepáticos. Prepare en una taza de agua y hiérvala durante 10 minutos.
  5. Rompe piedras: es una planta que es capaz de expulsar las piedras que hay en riñón, además de tratar las impurezas del mismo. Por ello, si hay algún tumor esta servirá para combatirlo. Tiene propiedades diuréticas y energéticas. Tome 3 tazas de agua al día. 

Prevención

Si quieres evitar el cáncer de riñón debes estudiar seguir una buena dieta y alejarte de vicios como el alcohol. En pocas palabras debes saber cuáles son las causas y evitar a toda costa las mismas.

loading...