Saltar al contenido 

Crecimiento benigno de la próstata que es, causa, síntoma, tratamientos

Es una glándula del tamaño de una nuez aproximadamente y se encuentra ubicada debajo de la vejiga y forma parte del aparato reproductor masculino ya que se encarga de producir un líquido que se combina con el esperma de allí se forma lo que se le conoce como semen. Al nacer, la glándula de la próstata es pequeña, a medida que crecemos aumenta nuestra testosterona y a su vez esta glándula también se desarrolla. A los 20 años llega a doblar su tamaño y posteriormente va decreciendo nuevamente durante los próximos 20 años. El crecimiento benigno de la próstata o La hiperplasia benigna de próstata (HBP). Es un agrandamiento de la glándula prostática, pero no es canceroso.

Esto se da en mayoría de los hombres, principalmente con el envejecimiento y ocurre aproximadamente a los 40 años, cuando la próstata sufre un segundo agrandamiento (el doble que cuando teníamos 20 años). A medida que la próstata aumenta su tamaño, limita la función de la vejiga para eliminar la orina, e incluso en la mayoría de los hombres que no tratan este problema una vez detectado, pueden llegar a sufrir de cáncer o tender a tener problemas a la hora de orinar, ya que la vejiga no es capaz de eliminar en su totalidad toda la orina de ella.

Por lo tanto, las enfermedades de la próstata están asociadas al envejecimiento del hombre y se empiezan a notar una vez alcanzado los 50 o 40 años. Es en esta edad donde el hombre empieza a experimentar cambios hormonales en todo su cuerpo. El Crecimiento benigno de la próstata (CBP) no es cancerígeno, pero si no se trata a tiempo puede desarrollar molestias al momento de orinar. Por otra parte, puede también llegar a producir un cáncer o infección en la orina, lo más recomendable para este problema sería visitar a un urólogo y exponerle cualquier preocupación o duda sobre este tema.

Causas

La mayoría de las causas del (HBP) que afectan a gran parte de los hombres se deben principalmente a ciertos factores los cuales son:

  • Aumento de la edad o envejecimiento.
  • La presencia de andrógenos u hormonas sexuales masculinas.
  • Causa por bacterias.
  • Que la orina haya penetrado en los conductos de la glándula prostática.

Síntomas del Crecimiento benigno de la próstata

Los síntomas de un Crecimiento benigno de la próstata vienen acompañados de una serie de factores, los más comunes son: disminución de la fuerza o adelgazamiento del chorro urinario, dolor al momento de orinar.

No a todos los hombres que se les inflama la próstata presentan estos síntomas, algunos incluso no llegan a sentir nada debido a que el musculo de la vejiga es capaz de compensar la presión del agrandamiento de la próstata sobre la uretra. Por otra parte, después de tener por largo tiempo prolongado este agrandamiento de la próstata hay otros síntomas, los cuales todos los hombres que no corrigen este problema de manera rápida o por lo menos lo tratan, entre los cuales los más conocidos hoy en día son:

  • Dificultad a la hora de empezar a orinar.
  • No poder orinar de manera rápida, si no de una forma lenta y con dificultad.
  • Sensación de no haber podido vaciar la vejiga por completo y sentirse nuevamente con ganas de orinar o de ir al baño.
  • Micción dolorosa.
  • Por las noches tener la necesidad de orinar constantemente.
  • Pérdida del control de la vejiga en este caso orinar de manera inconsciente

La complicación severa de esta enfermedad ocurre cuando la vejiga no es vaciada en su totalidad, ya que la orina que se queda o permanece en ella tiende a producir bacterias, las cuales posteriormente podrían causar una enfermedad mucho más severa de la que tenemos o infección en el trato urinario. También puede ocurrir que se desarrollen cálculos en la vejiga debido a acumulación de productos químicos o acumulación de restos.

Prevención   

En la actualidad no hay manera de poder prevenir el Crecimiento benigno de la próstata, algún problema urinario que se asocie con esta enfermedad o que tenga que ver con enfermedades urinarias de la próstata o de la inflamación de su glándula. Tan sólo mantener una dieta sana, revisarse periódicamente con un urólogo al haber alcanzando la edad de los 40 años es el consejo más cercano a una solución para prevenir esta afección.

Tratamiento para el Crecimiento benigno de la próstata

Los medicamentos que existen hoy en día para el tratamiento de la próstata se encargan de relajar el musculo pélvico o el de la base de la vejiga y aumenta la capacidad de poder vaciar la vejiga en su totalidad, en la mayoría de los casos, los hombres que empiezan a tomar estos medicamentos a solo días de estar tomando este tratamiento, tienden a presentar una mejoría en los síntomas.

La parte negativa de estos medicamentos es que tienden a producir mareos o fatiga debido a los compuestos químicos que poseen y de por si casi todos los tratamientos para la próstata los poseen, ya que su principal función es actuar como bloqueadores o relajadores para la próstata, los cuales principalmente son: tamsulosina, alfuzosina, doxazosina y terazosina.

Sim embargo, hay otros tipos de fármacos para este tratamiento de la próstata los cuales tienden a disminuir la testosterona del hombre, pero duran alrededor de 4 a 6 meses para poder producir sus efectos y desinflamar la próstata, por lo cual esto angustia a muchos de ellos y dejan de tomar este medicamento que en vez de ayudarlos les está haciendo gastar su dinero y terminan por dejar de consumirlo.

Por otro lado, estudios recientes han afirmado que hacer la combinación de ambos fármacos al mismo tiempo produce efectos muy favorables, que en vez de estar tomándolos de manera aislada.

Tratamientos naturales

Aunque la mejor opción sería visitar sin duda un médico, los remedios naturales más comunes son:

  • La raíz de jengibre: Es rica en vitaminas a, b, c y del complejo b, pero también poseen alto concentrado de zinc, ayudando a proteger a la próstata de daños radicales y estimulan el sistema inmune para prevenir bacterias e inflamación en la próstata.
  • Pimientos: Reducen el agrandamiento de la próstata, debido a que tienen más vitamina c que cualquier otro vegetal, solo una taza de pimientos crudos tienen el doble de lo que se recomienda consumir diario de esta vitamina.
  • Aguacates: Son ricos en beta-sitosterol, que ayudan a reducir los síntomas asociados con el (HPB), los hombres que toman estas vitaminas tienden a tener un mejor flujo urinario, por otra parte, fortalecer el sistema inmunológico, lo que ayuda a reducir la inflamación y el dolor.
  • Tomates: Contienen licopeno y este puede ayudar a reducir el cáncer de próstata. Por otro lado, ayuda a disminuir el nivel sanguíneo de antígenos, una proteína que se relaciona con la inflamación del (HPB). Los productos que se derivan del tomate también son una excelente fuente de licopeno.
  • Jugos de verduras: Las verduras más beneficiosas para el tratamiento de la próstata son la zanahoria y las espinacas, no solo son altas en zinc si no también en vitaminas como la E y la A, vitaminas que ayudan de manera óptima el funcionamiento de la próstata.

Tratamientos quirúrgicos

Esta opción es una de las más fiables para poder acabar con los síntomas de la inflamación de la próstata, pero también es una de las más peligrosas al momento de ser implementadas, hay varios procedimientos quirúrgicos pero los más conocidos son:

  • Cirugía abierta: En la mayoría de ocasiones requiere una incisión entorno al hueso púbico para poder acceder a la próstata agrandada y de ahí eliminarla de forma convencional.
  • Incisión transuretral de la próstata:Esta cirugía consiste principalmente en cortes pequeños en la apertura de la vejiga y no elimina el tejido de la próstata, sin embargo, los resultados a largo plazo no son tan buenos como lo es la extracción transuretral de la próstata. 
  • La resección transuretral de la próstata:Es el que se realiza con mayor frecuencia, el medico introduce un telescopio y un lazo electrónico hasta donde se encuentra la próstata y quema el tejido adicional abriendo automáticamente el conducto uretral, los efectos secundarios que son más comunes en este tipo de cirugía es la eyaculación retrógrada, es decir; el semen no fluye al extremo del pene si no en la vejiga produciendo unos orgasmos secos.
  • Ablación con aguja transuretral de la próstata: Este proceso consiste en tener una aguja previamente calentada y preparada de manera especial por un médico especialista del área, para quemar pequeñas cantidades del tejido de la próstata, este proceso es uno de los más económicos y no produce tantas complicaciones y aparte no es necesario el ingreso hospitalario.

Riesgos

Cabe desatacar que existe un crecimiento central de la próstata y que alrededor de la misma sigue existiendo tejido prostático periférico, en pacientes que ya tengan hiperplasia de próstata puede llegar a desarrollarse células malignas y de allí podría derivarse un cáncer de próstata, por eso es necesaria tratar este problema a tiempo o por lo menos acudir al médico constantemente para que determine que no se ha desarrollado un cáncer o por lo menos, que se está desarrollando uno alrededor de nuestra próstata.

loading...