Saltar al contenido 

Epididimitis Qué es, Causa, síntomas, tratamiento y prevención

La epididimitis es un tipo de inflamación que afecta en concreto al epidídimo. Este es un cilindro en espiral que se encuentra en la parte trasera del testículo que está encargado de almacenar y transportar la esperma. Cualquier persona puede llegar a contraer esta enfermedad, pero la patología médica a indicado que la mayoría de las personas que sufren esta enfermedad tienen una edad comprendida entre los 14 y 35 años de edad. La afección puede llegar a causar mucha molestia y presenta un riesgo para la salud sexual del hombre si no se llega a tratar de la manera adecuada.

En ocasiones, esta afección abre paso a otra que lleva por nombre orquitis, una inflamación del testículo que puede llegar a ser el doble de molesta que la epididimitis. Hay dos tipos de epididimitis, la crónica se relaciona solo con dolor testicular, mientras que una aguda posee dolor acompañado de una hinchazón y enrojecimiento del área, además de una sensación de calor en el escroto. Lo bueno de la afección crónica se cura en un par de semanas. Mientras que la aguda aparece con algunos síntomas realmente preocupantes, su tratamiento suele durar varias semanas también, pero es imposible curarla por completo.

Lo curioso de la epididimitis es que no es una enfermedad ni mucho menos una condición médica que pueda tomarse de transmisión sexual. Pero lo curioso es que las bacterias que se alojan en la zona para causar la inflamación del epidídimo si pertenecen al grupo de las bacterias que causan las ETS. Aquellos hombres que son sexualmente activos y contraen clamidia o gonorrea son los más propensos a contraer un caso de epididimitis. A pesar de ser una enfermedad con pocos síntomas, con lo que poco se ha podido saber hasta ahora de ella es más que suficiente para ir cuanto antes a un médico. Por eso es importante hacerse revisiones periódicas para mantener la salud sexual.

Causa

Como hemos mencionado anteriormente una de las principales causas de esta afección es la clamidia y la gonorrea. Ambas tienen bacterias similares que son capaces de causar la inflamación que provoca la epididimitis. Entre las más conocidas están la Pseudomonas, C. trachomatis y Neisseria gonorrhoeae. Otras no muy comunes son la Mycobacterium tuberculosis y la ureaplasma.

Otra de las posibles causas es el uso de fármacos de manera indebida, como por ejemplo la amiodarona que está indicada para prevenir ritmos cardiacos anormales, esta tiene un efecto secundario que puede causar epididimitis. También causan epididimitis:

  1. Orina en el epidídimo: en esta causa nos encontramos con un tipo de epididimitis única, y se clasifica como “química”. La misma ocurre cuando la orina fluye de nuevo al epidídimo. Esto suele suceder al levantar objetos pesados cuando se tiene muchas ganas de orinar y se retienen.
  2. Cirugías: si has tenido cirugías genito-urinarias es probable que puedas contraer esta afección. También la prostactectomía y la cateterización urinaria pueden causarla.
  3. Tuberculosis: la bacteria de esta enfermedad puede causar en ocasiones esta afección.

Síntomas

  • Dolor en los testículos e hinchazón unilateral.
  • Sensibilidad al tocarse en el epidídimo.
  • Edema en la piel.
  • Fiebre.
  • Secreción en la uretra.
  • Cojear al caminar por el dolor.
  • Calor en la zona del escroto.
  • Resfriados.
  • Líquido acumulado en el escroto.

En raras ocasiones esta enfermedad afecta a los 2 escrotos. Cuando afecta a ambos se llama epididimitis bilateral y el dolor puede llegar a ser más intenso. Esta inflamación puede llegar a extenderse y afectar parte de la ingle.

Diagnostico y Tratamiento para la epididimitis

Antes de someterse a un tratamiento el hombre deberá someterse a un análisis de sangre y de orina para saber su estado de salud y el progreso de la infección. En algunas ocasiones se requiere de una gammagrafía o ecografía de los testículos. Luego de los mismos si se procede a realizar el tratamiento adecuado para la afección.

  1. Antibióticos: la primera opción para tratar la epididimitis es el uso de los antibióticos correctos para aliviar el malestar. Puede que para eliminar la infección por completo se tarde de 15 a 20 días. En muy raros casos se vuelve a preinscribir otro tratamiento con antibióticos que puede extenderse hasta los 3 meses.
  2. Reposo en cama, aplique compresas de hielo y con una correa de atletismo apoye el escroto. El doctor luego de recetarle los antibióticos también le proporcionará algunos analgésicos para calmar el dolor.
  3. Si en el área donde está la epididimitis hay un absceso, para poder sacarlo es necesario la intervención quirúrgica, donde se procede a extirparlo a través de un proceso llamado epididimectomía.
  4. Alfa bloqueadores

Es importante seguir el tratamiento al pie de la letra, si notas mejoría en tan sólo un par de días no te confíes y sigue tomando los medicamentos hasta completar lo recetado por el doctor. En muchas ocasiones la epididimitis no mejora a los 3 días, de ser así debe contactar con el en cuanto pueda para someterse a una revisión exhaustiva.  También debe considerar ir a una revisión luego de culminar el tratamiento para seguir de cerca la recuperación de esta afección que ha afectado el escroto.

Tratamientos naturales para la Epididimitis

  1. Llene una bañera con 30 cm de agua caliente y siéntese durante unos 30 minutos. Los baños de asiento pueden llegar a aliviar los dolores que provoca la enfermedad.
  2. Pulsatilla: una hierva que podemos consumirla en forma de infusión para reducir la inflamación. Es necesario hervir la hierba con agua durante 15 minutos. En muchas ocasiones esta hierba esta en forma de tintura, de ser así usar 1 o 2 ml tres veces por día (total de 3 a 6 ml)
  3. Cola de caballo: esencial para tratar enfermedades antiinflamatorias causadas por bacterias. Las hojas de la cola de caballo deben hervirse en agua para preparar un zumo o té con ellas y beberla al menos 2 veces al día.
  4. Echinacea: una hierva que es muy utilizada para tratar enfermedades infamatorias. Consume de la misma manera en cómo se hacen las hierbas anteriores.

Recuerda que los tratamientos naturales no te garantizan que pueda curar una epididimitis avanzada. En todo caso debes ir a un médico cuanto antes y si has hecho los remedios caseros ya antes mencionados comentárselos, toda la información que le brindes con respecto a la enfermedad será de utilidad para el.

Prevención para evitar la Epididimitis

La protección ante las relaciones sexuales, o mejor dicho el uso de condón es la mejor prevención para salvarse de un caso común de esta afección. En los casos más raros quizás no hay forma de evitarlo, tan sólo teniendo precaución ya que conocemos la enfermedad. En todo caso el área genital siempre debe estar aseada. Por otro lado, si se tienen infecciones urinarias recurrentes debe contactar a su médico para seguir un tratamiento que le permita deshacerse de ella.

loading...