Saltar al contenido 

Que es la fimosis Qué es, Causa, síntomas, tratamiento y prevención

La fimosis, ocurre principalmente cuando el orificio del prepucio es muy angosto o pequeño para poder dejar salir el glande. Ocurre cuando el prepucio no es capaz de cubrir todo el glande o volver a su posición normal. Puede llegar a afectar no solo a los hombres sino también a las mujeres, específicamente en el clítoris. Cuando los varones nacen, el prepucio se encuentra unido al glande, a medida que vamos creciendo el mismo desaparece, quiere decir que todos los varones recién nacidos, tienden a sufrir de fimosis (donde ningún varón se escapa de esta enfermedad), aunque con la llegada de la adolescencia desaparece en su totalidad.

Alcanzado los 13 años, el prepucio ya debería poder dejar al descubierto el glande, tanto cuando el pene se encuentre flácido, como cuando esta erecto. Si esto no sucede ya con esta etapa de madures, hay síntomas de fimosis, que se llega a considerar patológica cuando causa problemas, a la hora de orinar o de poder realizar las relaciones sexuales comunes. La fimosis, en ocasiones suele ser por culpa de infecciones locales, que ocurren comúnmente cuando no se tiene una buena higiene a nivel del glande, o cuando este no se descubre de manera frecuente o constantemente.

Los tratamientos que no requieren ninguna cirugía para la fimosis, consisten principalmente en estirar el prepucio del glande con una pequeña presión sobre el prepucio, bien sea de manera manual, o con determinados ejercicios. Para realizarlos se requiere principalmente la ayuda de ciertos dispositivos, los cuales fueron diseñados especialmente para poder estirar los tejidos del prepucio. Otras opciones, es la de utilizar ciertas cremas farmacológicas o el cambio de hábitos de masturbación (que tal vez ya tenemos incorporados en nuestras vidas).  Las cirugías son un tratamiento efectivo, pero no se recomiendan como una de las primeras opciones para poder tratar el problema sino como última opción, ya que esto puede traer complicaciones al hombre en su vida (problemas para orinar o cuando se tengan relaciones sexuales).

Diagnostico y síntomas

El diagnóstico de la fimosis se da a simple vista y se confirma con la incapacidad de que el prepucio no se pueda retraer o volver a su posición normal cubriendo el glande. Por otra parte, se da cuando el orificio tiende a hacer muy estrecho para poder dejar salir al glande. Quiere decir que no es necesario realizar un examen clínico para determinar esta enfermedad, ya que incluso a simple vista se puede diagnosticar.

Algunos de los síntomas que se pueden presentar:

  1. Micción dolorosa: inflamación en la punta del glande ocasionada por la orina acumulada. Cuando el paciente tenga ganas de orinar presentará dolor y puede tener dificultades para expulsar la orina.
  2. Infecciones recurrentes: cuando no se puede retirar la piel para así poder lavar bien el glande, la suciedad puede llegar a producir secreciones y esta infección se puede extender a la vejiga en el peor de los casos.
  3. Balanitis: puede llegar a presentarse a causa de la acumulación de material que es segregado por glándulas peneanas.
  4. Parafimosis: esta es una complicación de la fimosis la cual se produce por tener un prepucio estrecho, el cual retrae mucho más allá del glande y provoca que el mismo quede atrapado entre el surco balanoprepucial, haciendo que se inflame y pueda provocar incluso la necrosis en el peor de los casos.

Epidemiologia

La fimosis, tiende a hacer frecuente sobre todo en los niños, antes de la adolescencia. Se estima que menos del 2% de los adolescentes sufre de este problema, Que estima que a los 3 años el 90% de los varones, ya debe tener su prepucio retraible, de no tenerlo, o de no hacerlo, hay síntomas de fimosis.

Durante los últimos años se han publicado numerosos informes sobre la fimosis, pero siempre ha resultado difícil diferenciarlas, entre la fisiología y la patológica, por eso, es que el informe sobre este tipo de problema tiende a variar considerablemente, entre los diferentes estudios o artículos que se encuentran por internet.

Causa

Hay tres condiciones por la cual se puede diagnosticar o ver el motivo, que no se esté dando la retracción del prepucio, entre las cuales encontramos;

  • La punta del prepucio es muy estrecha para que el glande pueda pasar, esto suele ser más común en niños que en adolescentes.
  • La superficie interna del prepucio se fusiona con el glande, esto es normal en niños y adolescentes pero anormal en adultos.
  • El frenillo del pene es demasiado corto, no permitiendo la retracción del prepucio por completo (una condición llamada frenillo breve)
  • La fimosis también puede aparecer en diabéticos no tratados, por infección en el prepucio o el glande.

La fimosis en los niños mayores y en adultos puede variar y convertirse en una fimosis ya sea (relativa), que, con un poco de poder o presión el prepucio se puede retraer, o la (completa) donde el prepucio no puede retraerse incluso estando el pene flácido. Se cree que los problemas de esta afección tienden a hacer congénitas, pero también puede darse cuando los padres fuerzan el prepucio del bebe durante su higiene, creando anillos fibrosos alrededor del glande y del prepucio, o una adherencia balano prepuciales.

Tratamientos naturales, disponibles

Existe numeroso tratamiento naturales para la fimosis, pero los más conocidos son:

  • Ejercicios para la fimosis: Consiste en hacer un estiramiento oportuno al prepucio, en la cual se busca estirar durante el baño o si estamos orinando, se aprovecha que el prepucio esta suelto de manera natural para poder retraerlo tanto como sea posible y sin dolor, repite este proceso varias veces. Un estudio llevado a cabo por el Dr. Thomas McGregor en 2007, propuso que mantener una higiene adecuada del prepucio ayuda a prevenir estas condiciones patológicas.
  • Cremas de manzanillas: Son un miembro de la familia de las margaritas y tienen propiedades increíbles que son antiinflamatorias, controlando la respuesta inmune, el cual para su aplicación simplemente se agrega en el prepucio para que ayude a estirar los tejidos del mismo. Por otra parte, es igual de efectiva que la hidrocortisona una crema de esteroide de uso tópico.
  • Crema de caléndula: También ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias y tienen beneficios similares a la hidrocortisona. Para su utilización simplemente se debe agregar alrededor del prepucio para realizar los ejercicios de estiramiento en los tejidos.
  • Crema de regaliz: La crema de regaliz es otro tratamiento natural, teniendo propiedades muy parecidas a las diferentes cremas de farmacología, tiene propiedades que alivian la inflamación para luego poder manipular el prepucio de manera más fácil.
  • Los no de la fimosis: No hacer los ejercicios hasta el punto del dolor. Si el prepucio esta adolorido no hagas los ejercicios, deja que se recupere.

Tratamientos (quirúrgicos y no quirúrgicos)

No quirúrgicos:

  • El estiramiento del prepucio puede conseguirse de manera manual con los diferentes tipos de herramientas que existen para estirar los tejidos de la piel. Este estiramiento puede llevarse acabo sin la ayuda de un médico pero no debe tornarse, traumático ni doloroso. La expansión del tejido promueve el crecimiento de la piel sobre el prepucio, para ampliar el estrecho orifico que no deja salir al glande.
  • Se puede también ayudar con los diferentes tipos de crema que existen para reducir la inflamación, tanto las farmacológicas que contienen sustancias que una vez ayudado a corregir la fimosis pueden tener efectos secundarios (esto no sucede en todos los pacientes), y los otros métodos que son cremas naturales que también ayudan a este proceso de desinflamar al prepucio, no traen efectos secundarios a la persona, pero tienden a ser mucho más lentos.

Quirúrgicos

  • En ocasiones la fimosis ocurre por tener un frenillo demasiado corto, en la cual se realiza una incisión al frenillo conservando el prepucio.
  • Hendidura Dorsal (superincision) es una sola incisión que se realiza desde la punta del prepucio hasta la corona, exponiendo el glande, pero allí no se elimina ningún tipo de tejido
  • Hendidura ventral (subterincision) esta incisión se realiza a nivel del frenillo hasta la base del glande. En la cual se elimina el frenillo en este proceso.
  • La circuncisión, es la eliminación total del prepucio, en la cual el glande queda totalmente al descubierto, pero lo hace de una manera permanente.

Prevención:

La fimosis no puede prevenirse en la infancia, aunque una correcta higiene desde que se es pequeño y un buen cuidado puede prevenir que los infantes desarrollen la enfermedad en un futuro. Recuerda siempre mantener la higiene adecuada del pene con jabones íntimos. Cuando tenga relaciones sexuales lávese correctamente los genitales.

loading...