Saltar al contenido 

Que es la parafimosis, Causa, síntomas, tratamiento y prevención

La parafimosis es una enfermedad de urgencia médica, en la cual la piel que cubre el glande del pene (denominada prepucio), se ubica detrás del mismo y no puede volver a su posición normal, ocasionando irritación, dolor y si se deja mucho tiempo puede llegar a causar necrosis. Aquellas personas que sufren de parafimosis no pueden tirar el prepucio hacia adelante, ya que esto les ocasiona un doloroso estrangulamiento, restringiendo la sangre hacia esa parte del pene. Por lo cual, es necesario que la persona que es afectada acuda al médico de inmediato para buscar una solución a su problema.

Para la mayoría de hombres esta situación puede ser muy dolorosa, debido a la restricción de sangre hacia esa parte del pene, hace incluso que este cambie de color provocando un estrangulamiento y por ende mucho más dolor. Normalmente se acentúa a la hora de caminar o estar de pie, algo que afecta directamente la salud sexual del hombre, requiriendo así tratamiento inmediato. En algunos hombres el problema es de tal gravedad, que se requiere de una cirugía inmediata, la forma más fácil de poder detectar esta enfermedad es que el glande no pueda volver a su posición normal teniendo el pene flácido.

Esta enfermedad se presenta por un defecto de nacimiento. Se da principalmente por el fracaso del prepucio durante el crecimiento, o desarrollo de aflojamiento, son las razones principales de la enfermedad. En la mayoría de casos incluso no produce dolor, sin embargo, no mantener el are limpia puede llegar a presentar enrojecimiento e hinchazón, provocando que a la hora de ir al baño, o tener relaciones sexuales, sea muy doloroso. Hay que prestar mucha atención a la retracción del prepucio a su posición normal y si se sospecha de parafimosis, acudir a un urólogo que haga el tratamiento adecuado para curarle.

Causas

Existen diferentes tipos de causas, pero las más conocidas son:

  • Por una mala manipulación del pene durante un examen médico, por ejemplo: una endoscopia mal realizada.
  • No tener un buen aseo de su miembro, diariamente o después de haber tenido relaciones sexuales.
  • Cuando no se preocupa de devolver el prepucio, a su posición normal.
  • La persona afectada sobre este problema, tiene la imposibilidad o dificultad a la hora de orinar, debido al dolor que le produce.
  • Dejar un largo periodo de tiempo el prepucio retraído.

Prevención y tratamiento

La parafimosis se puede evitar de una manera fácil, simplemente hay que devolver el prepucio a su posición normal, cuando ya no sea necesario tenerlo retraído (por ejemplo, durante la limpieza del glande, o durante algún tipo de examen clínico). La parafimosis se puede tratar de manera eficiente mediante la manipulación del tejido hinchado. Generalmente consiste en comprimir el glande e intentar llevar el prepucio a su posición normal con ayuda de algún lubricante o comprensión fría, para disminuir un poco la hinchazón.

Si con este tipo de técnica, el prepucio no vuelve a su posición normal, se requiere una cirugía, donde el tejido edematoso se le hace una hendidura dorsal para que el prepucio vuelva a su posición habitual. Pero muchos médicos recomiendan la cirugía como último recurso cuando ya por ningún medio el prepucio pueda volver a su posición normal, ni siquiera aplicando las técnicas previamente mencionadas.

Tratamiento farmacológico

La inyección de hialuronidasa, provoca que el prepucio quede aflojado, debido a la degradación del ácido hialurónico por hialuronidasa, mejora la difusión de los tejidos atrapados, haciendo que la hinchazón disminuya. El azúcar granulado ha demostrado ser eficiente a la hora de disminuir la hinchazón, en la cual se aplica abundantemente sobre el glande y el prepucio, haciendo que se pueda manipular nuevamente de manera manual, se recomienda que este tipo de técnicas, se han realizados por médicos (mayor mente urólogos), o personas especialistas en el área.

Cirugías

Es la situación, en el cual el prepucio no pudo ser devuelto a su posición normal por ningún medio, o técnicas previamente mencionadas, por lo cual se busca realizar un corte, para aliviar el anillo constrictivo formado por el glande. También puede llegar a realizarse una circuncisión, pero esta resulta ser complicada, ya que se tiene que trabajar sobre el glande inflamado (esta técnica es recomendada en el futuro, para poder trabajar sobre el glande, una vez ya no esté inflamado).

Fisiopatología de la fimosis

Cuando el prepucio queda atrapado detrás de la corona por tiempo prolongado, puede llegar a formar lo que se le denomina anillo circunferencial de tejido.  El mismo pone en peligro el flujo sanguíneo y linfático hacia el glande si no se trata la gangrena o auto amputación, puede llegar a ocurrir en días o semanas.

Cómo se puede tratar la parafimosis

Con mucho cuidado y suavidad, debes de tirar el prepucio hacia abajo, haciendo que vuelva a cubrir el glande, si el problema aparece teniendo una erección, es mejor esperar a que el pene este totalmente flácido y relajado, una manera de poder realizar esta técnica de manera correcta, es tratar de tener una posición cómoda y estar sentado, para poder estar lo máximo posible relajado, ya que si se hace de manera tensa o por algún problema que se tenga en ese momento y para resolver la situación de manera rápida, lo que puede ocurrir es que el problema se complique más de lo que ya está.

Otra técnica que puede realizarse es poner hielo alrededor del prepucio y del glande y posteriormente aplicar la técnica previamente mencionada, donde se resalta que el tratamiento de la parafimosis lo que busca es reducir el edema del pene y restaurar el prepucio a su posición original.

Técnicas mínimamente invasivas

La técnica del pinchazo es eficiente y consiste en utilizar una aguja hipodérmica, en la cual facilita, la evacuación segura del fluido atrapado, permitiendo la reducción manual de la parafimosis y que el prepucio vuelva a su posición normal. Esta técnica está orientada, con la finalidad que pueda llevarse el prepucio de manera manual al glande, haciendo una presión ligera con ambos pulgares de la mano a la piel del prepucio, tirándolo hacia abajo de manera suave, pero de una forma, firme y contundente.

Prevención

Cuando tengas relaciones sexuales procura no dejar mucho tiempo el prepucio retraído. Esta enfermedad puede llegar a ocasionarse muchas veces por esta causa. Trata de no mantener relaciones sexuales por mucho tiempo, ya que esto también aumenta el riesgo. Recuerda en todo momento usar un condón de buena calidad y que el mismo no ejerza mucha presión sanguínea sobre tu pene.

loading...