Saltar al contenido 

Herpes Genital Qué es, Causa, síntomas, tratamiento y prevención

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual que se caracteriza principalmente por causar llagas. Tanto como hombres y en mujeres la adquieren teniendo relaciones sexuales sin condón y la misma no tiene cura conocida. Sin embargo, el herpes puede ser tratado para poder disminuir los brotes que con el tiempo aparecen y perjudican la piel del pene. En hombres puede llegar a ser muy molesto tener esta enfermedad, ya que su pareja o el acompañante sexual va sentir un rechazo por el aspecto que tiene su genital a causa de la enfermedad de transmisión sexual.

Además de ello, cuando se detecta un brote anormal en el pene lo mejor es ir al urólogo para detectar de qué se trata. El herpes suele confundirse con muchas otras enfermedades, incluso si es una comezón generalizada del cuerpo es muy probable que una infección viral también cause comezón del área genital y se tienda a confundir con la misma. Las comezones generalizadas no deben porque causar dolor en ninguna parte del cuerpo, mucho menos en el pene. Sin embargo, el herpes también es una de las ETS que pueda pasar desapercibida durante años debido a que los síntomas tardan en salir a flote.

La buena noticia es que la enfermedad no es mortal, aunque en algunas personas puede llegar a destruirle el tejido del área genital. Por eso es importante que al apenas detectar el brote contacte a su urólogo de confianza para que se somete a un análisis sanguíneo y se pueda detectar si necesita ayuda de medicamentos para hacer que los síntomas disminuyan. Por desgracia la falta de una cura ha hecho que muchas personas gasten demasiado dinero para controlar el crecimiento de dicha enfermedad, al igual que el VIH, algunas les suele afectar más, especialmente a las personas que tienen defensas bajas.

Causa del herpes genital

Esta enfermedad es causada por el herpes simple, una afección que se divide en dos. El primer herpes simple afecta a la boca, causando llagas alrededor de los labios, los cuales son repulsivos y suele dañarle la imagen a una persona. El segundo herpes es el genital, pero este sí que puede llegar a ser muy peligroso, ya que una infección de herpes genital también puede dar como resultado un herpes normal de boca.

Esto quiere decir que si se tienen relaciones sexuales orales sin condón, lo más probable es que la pareja quede infectada y la ETS tenga lugar de crecimiento alrededor de su boca. Sin embargo, algunas llagas también pueden salir dentro de ella.

Síntomas del herpes

Como ya hemos mencionado anteriormente en muchas ocasiones el herpes genital no presenta síntomas, pero cuando los hay producen:

  • Brotes en el área genital y en la cara interna de los muslos. Pueden aparecer llagas en el pene o los testículos.
  • Problemas para orinar, esto se debe a que las llagas obstruyen las vías urinarias
  • Comezón en el área genital.
  • Ardor al orinar.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores lumbares.
  • Ganglios linfáticos infamados, en especial los de la ingle.
  • Brotes en la boca en caso de que haya tenido relaciones sexuales orales con alguien infectado.

En la etapa inicial de herpes, el brote suele ser muy doloroso y causar una gran molestia al orinar. Los brotes que parecen burbujitas comienzan a reventar, causando úlceras dolorosas y llagas que se ven mal en el pene. El brote primario suele durar entre 2 y 4 semanas, depende de la salud de tu sistema inmunitario. Luego el brote no es tan recurrente, pero suele aparecer al cabo de unos meses, persistiendo durante la vida si no se tiene un tratamiento que controle el crecimiento de la bacteria.

Durante años se ha seguido la evolución de esta enfermedad en los seres humanos y se ha llegado a la conclusión de que el herpes genital va perdiendo fuerza con el transcurrir del tiempo de vida en el organismo. Una reaparición de herpes en el área genital se da en situaciones donde el sistema inmunitario se ve comprometido, como por ejemplo, la fuerza en exceso, enfermedades virales y bacterianas, estrés y otras situaciones que resientan las defensas.

Tratamiento del herpes genital

Ya hemos mencionado con anterioridad que el herpes genital lamentablemente no tiene una cura. Por fortuna existen tratamientos que pueden disminuir sus síntomas, en el área de la medicina es conocido como terapia antiviral. Con este tratamiento, la ETS desaparecerá de la vista del paciente, esto quiere decir que los síntomas como los molestos ardores al orinar desaparecerán, gracias a que las llagas sanarán mucho más rápido.

Lo ideal es aplicar el tratamiento cuando se tiene un herpes genital con síntomas primarios, ya que los recurrentes pueden ser soportados. Sin embargo, si eres una persona sexualmente activa se recomienda seguir el tratamiento muchas más veces para reducir el riesgo de contagio a tu pareja sexual.

El herpes suele tratarse con medicamentos como el Aciclovir (conocido como Zovirax como nombre comercial) El famciclovir (Famvir) y el Valciclovir (Valtrex). No intente automedicarse con ellos, el urólogo será el especialista que le diga cuanto necesita y hasta que día debe seguir el tratamiento. Mayoría de las personas reciben un tratamiento que duran entre 7 y 10 días vía oral. Raramente no existe mejoría de las úlceras, por lo que se puede prolongar el tratamiento hasta una semana más.

Cabe destacar que su efectividad se ve rápidamente cuando la infección apenas tiene un par de días en el cuerpo

Terapia de supresión

También existe un tratamiento llamado “terapia de supresión” y es comúnmente utilizado para aquellos pacientes que presentan recurrencias cada 2 meses, es decir, más de 6 veces al año. Esta terapia es nada más que el uso diario de antivirales en dosis bajas para evitar recurrencias de sarpullidos en el área genital, siendo ideal para las personas sexualmente activas, aunque eso no quiere decir que no se tenga el riesgo de infección, se debe usar el condón en todo caso.

Tratamiento natural para el herpes

  1. Baño de agua fría: disminuye el dolor en las heridas causadas por la ETS
  2. Aceite de ricino: utilízalo para tratar cual infección de piel. necesitaras un pedazo de tela suave, en ella moja un poco de aceite de ricino y colócala en la zona donde tienes las burbujas o las llagas. Colocarla durante 1 hora
  3. Hervir una bolsa de té verde, dejar enfriar y colocarle directamente sobre el pene, justo en la zona infectada
  4. Los baños de asiento también ayudan a curar rápidamente los genitales, secando las llagas en menor tiempo. Sumerge los genitales por al menos unos 15 minutos y seca luego con un secador de pelo o aire tibio.
  5. Harina de maíz: colocar harina de maíz o arroz sobre la zona afectada ayudará a reducir la picazón y secar heridas.
  6. Huelo en el área genital: Lo mejor para frenar el herpes es el frio o las bajas temperaturas, ya que a la bacteria le gusta beber en lugares cálidos. Lucha contra ella colocando de vez en cuando hielo sobre tu pene.
  7. Coloca hojas de aloe vera sobre el pene, al menos una hora antes de bañarte. Las propiedades antibacterianas de esta planta ayudarán a combatir la enfermedad
  8. El bicarbonato de sodio también puede ayudar los síntomas de irritación y picazón. Aplícalo sobre la zona infectada 2 veces al día, recomendado un par de horas antes de bañarse y por las noches.

Prevención

Hay que tener mucho cuidado con el herpes genital, aunque la terapia de suspensión reduzca en más del 50% de probabilidades de contraer la enfermedad, puede seguir representando un peligro las prácticas sexuales sin preservativos. Si la mujer llegase a quedar embarazada y contrae el herpes, ella puede llegar a contagiar al bebé al momento del parto, haciendo que tenga graves consecuencias en el desarrollo del infante.

Lo ideal es usar condón en todo acto sexual, los orales no se recomiendan hacerlos si no se está 100% seguro sobre la salud sexual del acompañante. Mantenga el área genital siempre limpia, dese duchas antes y después de tener relaciones sexuales y use ropa interior cómoda.

loading...