Saltar al contenido 

La Prostatitis Qué es, Causa, síntomas, tratamiento y prevención

La prostatitis también llamada la inflamación de la próstata es una enfermedad que afecta principalmente  a los hombres. Cuando la misma se inflama provoca una sensación de dolor al momento de orinar y calor. La próstata se encuentra ubicada debajo de la vejiga y delante del recto, esta glándula tiene como función la proporción de nutrientes al esperma y de transportar una sustancia conocida por su nombre como espermatozoides. Esta inflamación de próstata afecta a hombres de cualquier tipo de edad, pero un 50% de hombres más afectados se encuentran entre las edades comprendidas entre los 50 y 60 años.

La prostatitis se comprende en cuatro tipos diferentes, la aguda, la cual ocurre de manera desprevenida con síntomas fuertes. La crónica, suele derivarse de la anterior nombrada (aguda), esta dura al menos tres meses como una infección. También existe la inflamatoria asintomática, la cual no presenta síntomas que suelen ser comunes, la única manera de detectarla es observando y estudiando el nivel de los leucocitos por medio de una examen seminal. El último es un síndrome de dolor pélvico, es conocido por los dolores fuertes que produce en la zona genital, siendo así el caso más fuerte de la enfermedad.

La enfermedad puede aparecer repentinamente como una infección, los síntomas que produce suelen ser muy comunes, los cuales provocan realizar un diagnóstico poco acertado. Esto debido a que algunos síntomas se pueden confundir con otras enfermedades,  algunos de los síntomas suelen ser dolor u molestia al orinar, también suelen presentarse en la ingle o genitales. La prostatitis se puede tratar con medicamentos (antibióticos) luego del diagnóstico de un médico, algunas personas también consideran los remedios caseros para tratar esta complicación, los cuales pueden ser muy efectivos, aunque no se debe descartar en primera instancia asistir a un especialista.

Causas de la Prostatitis

Usualmente se suele producir por infecciones en la orina, la cual origina una prostatitis bacteriana, una de las bacterias más comunes que originan esta condición  es la Escherichia coli. El tener relaciones sexuales con múltiples parejas y además no utilizar protección, puede producir enfermedades de transmisión sexual, como es la gonorrea o clamidia, las cuales también pueden ser el origen de esta enfermedad.

Alguna lesión provocada en las vías nerviosas inferiores, ocasionada por algún traumatismo o cirugía, puede producir la prostatitis. También el estrés ayuda a provocar tensiones en los músculos pélvicos, originando un retroceso de la orina hasta la próstata, también se debe considerar que cuando los hombres son mayores a los 30 años, presentan la Escherichia Coli, lo cual propicia que sean más propensos a desarrollar esta enfermedad. Cuando la orina no es expulsada por la vejiga se considera una causa de esta enfermedad, lo mismo sucede cuando no se puede retraer el prepucio.

Ahora cuando los hombres son mayores de 50 años, es muy probable que se haya desarrollado de manera natural. Todo a causa de la glándula de la próstata, la cual suele obstruirse con el pasar de los años.

Síntomas de la Prostatitis

Debido a que existen varios tipos de prostatitis, los síntomas suelen cambiar, aunque existen algunos que se consideran comunes entre los diferentes tipos, los cuales pueden dar origen a un diagnóstico médico que tenga que ver con la prostatitis. Estos síntomas son

  • Dificultades para orinar.
  • Impotencia sexual.
  • Escalofríos.
  • Enrojecimiento.
  • Sangre en la orina.
  • Molestias en el abdomen, en la zona lumbar o en los testículos.
  • Molestia al momento de la eyaculación.
  • Necesidad de orinar más seguidamente, específicamente en horas de las noches.
  • Incomodidad en la zona de los testículos.
  • Fiebre.

Por cada tipo de prostatitis se encuentran síntomas diferentes, pero como ya se dijo estos son los más comunes entre los cuatro tipos.  Algunos síntomas se pueden confundir con el de un malestar de gripe, pero a medida en cómo van apareciendo los demás, el diagnóstico se vuelve mas preciso.

Diagnóstico de la Prostatitis

Debido a la existencia de diferentes causas y tipos de prostatitis se realizan varias pruebas diferentes.

  • La recolección de orina, para luego realizar una evaluación que permita observar si existen leucocitos, que den como resultado la presencia de una infección.
  • La recolección y evaluación del semen, con el fin de detectar bacterias que originen infecciones y la inflamación de la próstata.
  • Un examen físico, se realiza palpando por medio del recto, la glándula de la próstata, de esta manera se encontrara o no una inflamación.
  • La ecografía prostática, se realiza con una sonda rectal, la cual permite observar y medir la próstata, de esta manera podrá detectar anomalías.
  • Con un análisis de sangre, se pueden medir los niveles de antígeno prostático.

Estos son algunos procedimientos que un médico realiza, para comprobar su hipótesis, relacionado con los síntomas que el paciente este presentando, debido a que por más relacionados estén los mismos con un diagnóstico, el mismo se debe confirmar para mayor seguridad.

Tratamiento de la Prostatitis

Cuando se trata de prostatitis aguda se recurre al consumo de antibióticos,  los cuales se administran tanto por vía oral o intravenosa, es un tratamiento que dura aproximadamente 3 semanas y la mejoría del malestar se comienza a observar luego de 72 horas consumiendo los antibióticos. En relación con la crónica, el tratamiento puede durar al menos 10 semanas o más,  ya que las infecciones pueden volver a aparecer luego de que la misma ya se había tratado y por lo cual había desaparecido.

A consecuencia de la inflamación en la próstata, se recomienda el consumo de antinflamatorios,  en el caso de no tener conocimiento de la causa de la enfermedad, solo se administrara analgésicos para aliviar los dolores, esto sucede con el síndrome pélvico. Si la persona siente que ya se siente mejor y deja de tomar el medicamento cuando no debe de hacerlo, las infecciones que originaron la enfermedad se volverán a desarrollar. Por lo tanto lo más recomendable es seguir tomando sus antibióticos hasta que el tratamiento haya terminado  o su médico que lo recomiende.

Tratamientos naturales para la Prostatitis

El uso de tratamientos naturales mayormente es solo para aliviar los dolores y desinflamar la zona afectada, debido a que la principal problemática es el no poder orinar. Se recomienda consumir bastante agua, para que produzca las ganas de orinar y de esta manera expulsar bacterias por esta vía. De igual manera se recomienda el consumo de frutas como el melón o la piña, debido a su alto contenido de líquido. El consumir el diente de león o la cola de caballo, te pueden ayudar a controlar o disminuir las molestias, gracias a su alto contenido en propiedades  diuréticas, su consumo se debe de realizar al menos tres veces por día por medio de una infusión.

Se debe de llevar una alimentación adecuada que complemente los medicamentos, consumiendo alimentos como cereales, verduras, pescado y consumir abundante agua, evite el consumo de café, lácteos y frituras.  Un baño de agua caliente por unos veinte minutos, ayudara con el dolor y la inflamación de la próstata. El consumo del ajo ayuda a eliminar las bacterias y de igual manera a reducir la inflamación, consuma un diente de ajo crudo cada mañana.

Estos tratamientos o remedios caseros te pueden ayudar a aliviar el dolor y algunos otros síntomas, pero no eliminaran por completo la problemática. Solamente lo harán los tratamientos recomendados por un médico, como los antes mencionados. Por tal motivo puedes acompañar los antibióticos con remedios naturales, pero no debes de reemplazarlos. La prostatitis en una enfermedad que al ser detectada debe de ser tratada medicamente, debido a que se debe de tener claro cuál de los cuatro tipos es la que se desarrolló y de esta manera saber que medicamento es el más adecuado.

loading...